1. ¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los paneles solares funcionan a través de lo que se llama un proceso fotovoltaico en donde la energía de radiación solar se absorbe y genera electricidad (fotovoltaica).

La energía de radiación solar es absorbida por celdas semiconductoras – normalmente de silicio – liberando electrones que producen la corriente eléctrica. Cuando la radiación del sol golpea un átomo de silicio, un fotón de energía de la luz es absorbida, “golpeando” a un electrón que queda libre. Estos electrones liberados crean la corriente eléctrica.

2. ¿Cuál es el tipo de paneles solares más utilizado?

Los sistemas tradicionales, llamados módulos solares de silicio cristalino o polycristalino, se conforman de obleas de silicio refinado debajo de hojas de vidrio. Los paneles están rodeadas por un marco de metal. Estos son, con mucho, los paneles solares más comunes.

La tecnología de silicio cristalino se ha utilizado durante alrededor de 50 años, y fue desarrollado por primera vez para la alimentación de los satélites en el espacio.

Los paneles solares de silicio cristalino son generalmente capaces de convertir hasta aproximadamente 18% de exposición a la radiación solar en electricidad utilizable. Esto se denomina como una eficiencia fotovoltaica del 18%.

3. ¿Qué es un inversor de conexión a red?

Un inversor de corriente es un inversor que toma las corrientes directas producidas por los paneles solares y lo convierte a corriente eléctrica alterna que puede ser usado por los aparatos electrodomésticos y hasta puede ser exportada directamente a la red eléctrica. Las ventajas de esto es que el propietario puede utilizar directamente esta energía en su uso doméstico normal y compensar sus facturas de electricidad.

5. ¿Qué pasa si no uso toda la electricidad que se está produciendo mi sistema de paneles solares? ¿Se almacena esta energía?

Cualquier excedente de electricidad que no se utiliza se dirigirá de nuevo en la red eléctrica. A diferencia de un sistema de carga de batería, esta energía no se almacena sino que se envía a otros usuarios de la red eléctrica. Este excedente se descuenta del consumo doméstico, reduciendo así el costo del recibo mensual. Es necesaria la instalación de un medidor de electricidad bidireccional por parte de la Comisión Federal de Electricidad.

6. ¿Por qué no almacenar los excedentes de energía?

Almacenar los excedentes de energía requiere de un sistema de baterías. Por su mayor costo y complejidad este tipo de sistema es apropiado para localizaciones que no se encuentran conectadas a la red pública de electricidad.